Guardia del Sol I (La flor amarilla)

Comparto el primero de una serie de relatos para mi blog personal La realidad alterna:

La realidad alterna

Guardia del Sol
Expedición #20
∞240764∞

Esa casa abandonada siempre la atraía como un imán. Sofía solía desviar sus pasos —y los del par de personas que le acompañaban en la ronda de patrullaje— para acercarse más a ese solitario edificio de dos plantas. Destacaba entre la masa de hierba que había cubierto las viejas calles del pueblo; seguía en pie después de décadas de abandono humano.

Se acercó, vacilante, para observar las paredes cuya pintura verde caía a pedazos. Se asomó entre las rejas para ver la maleza que solía ser un césped. Y admiró de nuevo las flores que crecían fuertes contra todo, incluso a pesar de aquella supuesta lluvia radioactiva que bañó la zona en el dos mil veintitantos.

Sus compañeros, Kei y Delta, intercambiaron miradas de impaciencia.

—Agente Mercury, debemos salir de la zona en cinco minutos o corremos el riesgo de ser vistos —dijo Kei…

Ver la entrada original 737 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s